martes, 3 de noviembre de 2009

Conceptos juridicos de carácter formal


Supuesto jurídico: Son normas preestablecidas o axiomas que no dan pie a discusión alguna. En derecho un dicho sostiene que nadie puede alegar su propia torpeza, esto deviene de un supuesto jurídico mediante el cual, se supone que el conjunto de todas las normas es conocido por la ciudadanía toda. La consecuencia de este supuesto jurídico es que no se puede alegar error de derecho, porque "se supone conocido".

Acto jurídico:





Es el acto humano voluntario o consciente, que tiene por fin inmediato establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones. El acto jurídico produce una modificación en las cosas o en el mundo exterior porque así lo ha dispuesto el ordenamiento jurídico.

Para que se dé el acto jurídico no basta con que haya un sujeto y un objeto con bastante capacidad, se necesita algo que los ponga en relación, estableciendo un lazo o un vínculo que los una, haciendo pasar la relación jurídica del estado de posibilidad al estado de existencia. Este tercer elemento es un hecho, que por ser productor de efectos jurídicos se denomina Hecho jurídico, cuando tal hecho procede de la voluntad humana recibe el nombre de acto jurídico.


Los actos jurídicos son positivos o negativos, según que sea necesaria la realización u omisión para que un derecho comience o acabe respectivamente.


Con referencia a la formalidad del acto jurídico; es el conjunto de las prescripciones de la Ley, respecto de las solemnidades que deben ser observadas al tiempo de la formación del acto jurídico.


Estas solemnidades pueden ser:



  • La escritura del acto,

  • La presencia de testigos,

  • Que el acto sea hecho ante notario público, o por un oficial público (funcionario), o con el concurso del Juez del lugar.

Para la validez del acto es preciso que se hayan cumplido las formas prescritas por las leyes, bajo pena de nulidad.



Deber jurídico: Es la conducta que exige la ley. En términos generales diferenciamos deber jurídico, de otros tipos de deberes (como el moral y del de las normas de etiqueta) porque

1. Es un deber externo a ti (no es que tu te des las normas de derecho, sino que vienen de fuera, de la sociedad);

2. Se puede usar la fuerza para hacerte cumplir una norma o para castigarte.

3. Son bilaterales, esto quiere decir, un derecho tuyo es siempre una obligación para los demás y al revés, una obligación tuya, es un derecho para los demás.


Sanción:







Se denomina sanción a la consecuencia o efecto de una conducta que constituye infracción de una norma jurídica (ley o reglamento). Dependiendo del tipo de norma incumplida o violada, pueden haber sanciones penales o penas; sanciones civiles y sanciones administrativas.


Sin embargo, habitualmente la referencia a una sanción se hace como sinónimo de pena pecuniaria, es decir, una multa o, al menos, para penas leves (por ejemplo, prohibiciones para ejercer cargos). Por el mismo motivo, comúnmente se suele relacionar la expresión sanción con la Administración pública (sanciones administrativas) y el término pena se deja para el ámbito del Derecho penal.


Derecho subjetivo:






Es una capacidad que tiene una persona para hacer o no hacer algo, o bien para impeler o impedir a otro a hacer algo. Es la facultad reconocida a la persona por la ley que le permite efectuar determinados actos, un poder otorgado a las personas por las normas jurídicas para la satisfacción de intereses que merecen la tutela del Derecho.


Un derecho subjetivo nace por una norma jurídica, que puede ser una ley o un contrato, a través de un acuerdo de voluntades para que pueda hacerse efectivo este derecho sobre otra persona determinada.

Derecho objetivo:










Es conjunto de normas jurídicas que en un determinado momento histórico rigen en una comunidad o espacio jurídico.


Características:


Es un conjunto organizado, las normas o principios deben verse como elementos que se relacionan y condicionan entre si mediante relaciones de subordinación y coordinación.


Coordinación en cuanto a que la creación de cada nueva norma modifica el resto del sistema y cada norma debe interpretarse en función de su relación con las demás.


Se suele hablar de coherencia (relativa) del ordenamiento jurídico, pues no existen normas contradictorias, aunque ocurran conflictos de normas, donde dos o mas normas con un mismo objeto prevén soluciones incompatibles entre si.


Y por último plenitud, ausencia de sectores carentes de regulación jurídica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada